Malaquita

La malaquita, con su hermoso y rico color verde, no deja ninguna duda de su importancia como joya. Su fuerza y ​​poder opacos exige respeto, hipnotizando al espectador. Sin embargo, el movimiento, el fluir y la energía en sus líneas, círculos y diseños alivian y dan la bienvenida. Es espiritualmente atractivo.

La malaquita personifica el profundo verde curativo de la naturaleza y representa la belleza innata de flores, árboles, raíces y plantas. Manifiesta un verde dévico profundo que rige el plano material. Es una Piedra de Transformación, que ayuda a uno en situaciones cambiantes y proporciona crecimiento espiritual. Cura a nivel físico y emocional, extrayendo impurezas y estimulando la Fuerza de Vida en todo el aura y el cuerpo.

El nombre Malaquita puede provenir de la palabra griega malakee, o malache, que significa el parecido de las hojas de malva, o de la palabra griega malakos, que significa suave. Al ser un carbonato de cobre, la Malaquita a veces se intercala con Azurita, formando Malaquita-Azurita, o con Crisocola, formando Malaquita-Crisocola.

Bien conocidas por los antiguos egipcios, las minas de malaquita estaban en uso entre Suez y Sinaí ya en el 4000 aC También era popular entre los antiguos griegos y romanos, para joyería, adornos y en forma de polvo, para sombra de ojos. . En la Edad Media, se creía que la malaquita protegía contra el «mal de ojo» y curaba diversas dolencias estomacales. Los zares rusos usaban malaquita para adornos y paneles para sus castillos, e intrincados trabajos de incrustaciones.

Inherente a la malaquita son formas o bandas en forma de ojo de color verde más claro en su superficie. Estas «piedras oculares», que se cree que mejoran los grandes poderes visionarios, se utilizaron para protegerse de sucesos negativos. Eran piedras de seguridad y protección para los niños, y su asociación más notable hoy en día es la capacidad de advertir de un peligro inminente rompiéndose en pedazos.

Usos y propósitos de la malaquita – Descripción general

La malaquita es una piedra de protección que absorbe energías negativas y contaminantes de la atmósfera y del cuerpo. Protege contra la radiación de todo tipo, limpia la contaminación electromagnética y cura las energías terrestres. Manténgase cerca de microondas en la cocina y televisores en las áreas de estar. En el lugar de trabajo, la malaquita protege contra el ruido, las luces fluorescentes demasiado brillantes y los rayos dañinos de los equipos tecnológicos, las llamadas telefónicas negativas y los correos electrónicos.

Como piedra de viaje, la malaquita protege y supera los miedos de volar si le das poder al cristal antes de un viaje sosteniéndolo y visualizándote en las alas del Arcángel Rafael. Ayuda con el desfase horario, fomenta los viajes de negocios sin problemas y protege en los viajes en carreteras congestionadas.

La malaquita es conocida por ser una piedra de apoyo para los trabajadores de aviones y aerolíneas como protección contra accidentes, los mineros para protegerse de accidentes inexplicables y para las secretarias para estimular el pensamiento claro.

Terapias curativas con malaquita – Descripción general

(Tenga en cuenta: la información de este sitio web no sustituye a la consulta de un profesional de la salud. Toda la información contenida en este sitio web,
incluida la información relacionada con condiciones médicas y de salud, productos y tratamientos, es solo para fines informativos.
Consulte a su médico o un profesional de la salud antes de comenzar cualquier tratamiento, dieta, suplemento o programa de ejercicio alternativo).

¡La malaquita debe manipularse con precaución!
La malaquita es tóxica y debe usarse solo en su forma pulida. Evite respirar su polvo.

Energía curativa física de malaquita

La malaquita es un remedio eficaz para los problemas femeninos, especialmente para regular el ciclo menstrual y los calambres, y para aliviar el parto. Se le ha llamado la Piedra de la Partera. Resuena con los órganos sexuales femeninos y trata las enfermedades sexuales, especialmente cuando son causadas por experiencias traumáticas pasadas.

La malaquita alivia los sudores fríos, la malaria, los temblores y la enfermedad de Parkinson, y ayuda con el asma, los problemas intestinales y el dolor reumático. Es un cálculo diurético y puede ayudar a curar los cálculos renales y biliares. Combate la osteoartritis, sobre todo en la columna, y fortalece la memoria, especialmente para aquellos con pérdida de memoria a corto plazo que olvidan los nombres de las personas inmediatamente después de escucharlos.

Conocida por reducir la presión arterial, la malaquita también trata la epilepsia, los mareos y el vértigo. Ayuda en la curación de fracturas, articulaciones inflamadas, crecimientos, tumores, músculos desgarrados y huesos rotos. Fortalece el sistema inmunológico y estimula al hígado para que libere toxinas.

Debemos advertirle nuevamente: use solo malaquita pulida. No use ningún elixir de malaquita. No coloque malaquita en su boca. Si usa esta piedra, use el sentido común. Colóquelo sobre el cuerpo con un paño pequeño debajo. Sus poderes curativos no disminuirán.

Energía curativa emocional de malaquita

Como piedra de transformación, la malaquita fomenta el cambio y la toma de riesgos emocionales. Muestra lo que está bloqueando su crecimiento espiritual, extrae sentimientos profundos y causas psicosomáticas, luego le permite romper lazos no deseados y patrones obsoletos. Fomenta la expresión de sentimientos, alivia la timidez y enseña la responsabilidad de los propios pensamientos y acciones. Apoya las amistades y la empatía por otras personas.

La malaquita ayuda a combatir la depresión y la ansiedad, da resistencia al chantaje emocional y cura el abuso emocional, especialmente cuando se sufre en la niñez. También fomenta las relaciones saludables basadas en el amor y no en la necesidad. La malaquita ayuda a superar el miedo a la confrontación, o el miedo a ser visto o notado, y le ayuda a uno a encontrar la fuerza interior para asumir el lugar que le corresponde en el Universo.

Energía curativa y equilibrante del chakra de la malaquita

Con sus rayos de energía pura de color verde, la malaquita está dedicada al chakra del corazón. Ubicado cerca del centro del esternón, regula nuestra interacción con el mundo externo y controla lo que aceptamos y lo que resistimos. Nos da la capacidad de equilibrio para ser nosotros mismos dentro del entorno. Cuando el chakra del corazón está desequilibrado, es posible que se sienta controlador o controlado en una relación y se vuelva crítico con las pequeñas debilidades de los demás. Es posible que se dé cuenta de que tiene respuestas emocionales inapropiadamente fuertes a los estímulos externos cotidianos.

La energía del cristal verde se utiliza para resolver bloqueos y reequilibrar el chakra del corazón, ayudándonos a comprender claramente nuestras propias necesidades y emociones. Podemos lidiar con los flujos y reflujos de las relaciones emocionales, comprender su naturaleza cíclica y aceptar los cambios.

La malaquita es útil para limpiar y activar otros chakras. Colocado en el Tercer Ojo, activa la visualización y la visión psíquica. Colocado en el plexo solar, facilita la sanación emocional profunda, liberando experiencias negativas y viejos traumas.

Energía espiritual de malaquita

La malaquita tiene la capacidad de servir para diferentes propósitos para diferentes personas. Para aquellos altamente evolucionados y dedicados a propósitos humanitarios, ayuda a conectar energías superiores al planeta para esos propósitos. Para aquellos en un proceso de purificación, la malaquita actúa como un purgador y un espejo para el subconsciente, reflejando en la mente consciente lo que necesita ser purificado.

Esta piedra es densa y no transparente, absorbe energía en lugar de emitirla. Coloque piedras de malaquita sobre áreas enfermas o dolorosas, para extraer la energía negativa y sacar a la superficie las causas. Debido a las propiedades absorbentes, es importante limpiar las piedras después de dicho uso.

La malaquita puede ser un poderoso aliado para quienes esperan que su realidad cambie. Nos recuerda que hemos venido aquí para co-crear con el Universo y ayuda a identificar los pasos necesarios para llevar los sueños, visiones y deseos a la realidad física.

La malaquita estimula los sueños y hace que los recuerdos cobren vida. También es una piedra excelente para el proceso de renacimiento, ya que facilita la eliminación de encuentros opuestos.

Energía de color de malaquita

La malaquita, con su puro Rayo Verde de Influencia, es un “cristal de crecimiento”, un poderoso conducto de la Fuerza de Vida de la tierra de nacimiento, desarrollo y creación, y del poder de la renovación constante de la naturaleza. Es una poderosa ayuda para la crianza, ya sea de relaciones familiares incipientes o de una nueva empresa comercial.

Los talismanes verdes son perfectos para mantener una empresa en curso, un proyecto en el cronograma y la vida en el buen camino. Los cristales de malaquita más claros promueven el crecimiento espiritual y un compromiso renovado con un propósito superior. Los de un tono más oscuro son talismanes de crecimiento físico y fuerza, y seguridad en los viajes.

Meditación con malaquita

La malaquita revela la verdad sobre uno mismo y saca a la superficie aquello que es desconocido o invisible para la mente consciente. Cuando se usa, se usa o se medita, extraerá y reflejará todo lo que esté impidiendo el crecimiento espiritual, y se usa mejor junto con la meditación para ayudar a equilibrar y liberar los escombros que se revelan.

Para romper los patrones de comportamiento negativos, exprese sus miedos y tristezas en voz alta todos los días mientras sostiene el cristal, luego déjelo en un lugar protegido al aire libre durante la noche para alejar los miedos.

Algunos practicantes han usado Malaquita en meditaciones para ponerse en contacto con la Madre Tierra. Sostener uno y sentarse tranquilamente en el suelo durante unos minutos ayuda a muchas personas a ser más conscientes de la tierra como un organismo vivo del que dependemos totalmente.

Adivinación de malaquita

La malaquita se puede utilizar para adivinar. Viajar a través de sus intrincados patrones libera la mente, lo que ayuda a recibir información del subconsciente o mensajes del futuro.

Cristales de la diosa de la malaquita

La malaquita honra a Hathor , la diosa egipcia de la alegría y la fertilidad. A menudo se la honra como una diosa especial de los músicos, y como la «Dama de la Malaquita» es la patrona de los mineros egipcios.

Azurita / Malaquita honra a Isis, la diosa egipcia de la vida, la diosa más importante de la mitología egipcia. Ella es ampliamente honrada como una diosa que trae el poder de lo divino femenino. La malaquita y la azurita unen el verde de la tierra y el azul del cielo, ya que Isis es la hija de la Tierra y el Cielo.

Los cristales verdes también honran a Perséfone , la diosa griega de la primavera. Ella representa la celebración y la Tierra viva con un nuevo crecimiento.

Piedras natales

Hay varias formas de encontrar una piedra de nacimiento adecuada. El tradicional aparece en primer lugar. Estos son de las listas populares con las que la mayoría de la gente está familiarizada. La segunda forma es encontrar tu piedra de nacimiento natural mediante la rueda de colores de la vida. Puede hacer clic en el gráfico de piedra natal natural a continuación para obtener más información. Finalmente mucha gente usa las piedras tradicionales del Zodíaco.

En esta sección encontrará información sobre los tres enfoques.

Piedra de nacimiento tradicional malaquita

La malaquita no es la piedra de nacimiento tradicional de ningún mes.

Piedra de nacimiento natural de malaquita.

La malaquita, con su hermoso color verde, es una de las piedras de nacimiento naturales para los nacidos a mediados de primavera (20 de abril – 20 de mayo). Los cristales verdes le brindan renovación, éxito en nuevas empresas y buena salud.

Malaquita – Piedra del zodíaco de Tauro

La malaquita es una de las piedras del zodíaco para los nacidos en el corazón de la primavera, bajo el signo de Tauro, del 20 de abril al 20 de mayo. Los tauro son conocidos por ser «con los pies en la Tierra», los hacedores y los realistas. Son cariñosos, conocidos por su temperamento y muy tercos.

Dado que la malaquita es una piedra de fertilidad, desarrolla el potencial creativo de todos los signos en diversos grados. Usar malaquita fortalece el amor terrenal que siente Tauro por el mundo natural, la naturaleza animal de Escorpio se transforma en una fuerza creativa productiva y la creatividad desatada en Cáncer es espectacular para artistas, pintores y músicos.

divisor

Amuletos y talismanes de malaquita

La malaquita se consideraba un talismán para los niños. Si un trozo de piedra se adjuntaba a la cuna de un bebé, todos los espíritus malignos se mantenían al margen y el niño dormía profundamente y en paz. En algunas partes de Alemania, Malachite compartió con Turquoise la reputación de proteger al usuario del peligro de caída, y también advirtió de un desastre inminente al romperse en pedazos.

En un momento, el diseño apropiado para grabar en una malaquita era la imagen del sol. Tal gema se convertiría en un poderoso talismán y protegería al portador de encantamientos, espíritus malignos y de los ataques de criaturas venenosas. Debido a las peculiares marcas de Malaquita, algunas de las cuales sugieren la forma de un ojo, la Malaquita se usaba en partes de Italia como amuleto para proteger al portador del hechizo del Mal de Ojo. Estas piedras se llamaban «piedras de pavo real», por su parecido en color y marcas con la cola del pavo real. La forma de estos amuletos de malaquita suele ser triangular y montada en plata.

La malaquita es un cristal constructor guardián . Los talismanes de los Guardianes no revelan su fuerza interior. Estas piedras rara vez, o nunca, forman cristales transparentes. Más bien, esconden su fuerza detrás de una máscara opaca, oscureciendo el poder que poseen. En el mundo físico son fantásticos amuletos para proteger a sus seres queridos, sus posesiones y su seguridad física.

Combinados con el Poder de la Tierra de un Constructor, estos cristales son ayudas perfectas para acumular riqueza o mejorar nuestra suerte en la vida, tanto material como espiritualmente. Ayudan en los esfuerzos de desarrollo, en el aprendizaje de nuevas habilidades y conocimientos y en la construcción de nuevas relaciones.

Malaquita Feng Shui

La malaquita utiliza la energía de la madera, la energía del crecimiento, la expansión, los nuevos comienzos, la nutrición y la salud. Mejora la vitalidad, aporta abundancia y nos mantiene creciendo físicamente. Use cristales verdes para realzar cualquier espacio utilizado para comer, en la habitación de un niño pequeño o en un lugar de su hogar donde esté comenzando un nuevo proyecto. La dendroenergía se asocia tradicionalmente con las áreas este y sureste de una casa o habitación. Se asocia al área de Familia y Salud, y al área de Prosperidad y Abundancia.

Malaquita en la tradición y la leyenda antiguas

La malaquita es una de las piedras más antiguas conocidas, utilizada durante miles de años por sus propiedades curativas y transformadoras. En el antiguo Egipto, la malaquita fue utilizada por las clases altas como una de sus principales piedras de poder, sirviendo como una fuerza de base para ayudarlos a canalizar energías más altas hacia el planeta.

Los faraones a menudo revestían el interior de sus tocados con malaquita, creyendo que les ayudaba a gobernar sabiamente. También se pulverizó en un polvo fino y se usó como una brillante sombra de ojos. Este adorno verde no solo era cosmético, se informó que estimulaba una visión clara y una visión clara.

En Suiza y en varios pueblos de Saboya en los Alpes franceses, se cree que las cruces de malaquita traen buena suerte a las mujeres embarazadas, y las madres de familias numerosas se enorgullecen de mostrar sus colecciones de cruces de malaquita. Los coleccionistas tienen cruces que datan del siglo XV. Se creía que un trozo de piedra pegado a la cuna de un bebé alejaría a todos los espíritus malignos y el niño dormiría profundamente y en paz. Los niños a menudo usaban la piedra preciosa como un talismán, protegiéndolos de los malos sueños y dándoles una mayor sensación de seguridad emocional.

La malaquita es una de las piedras dedicadas a San Francisco de Asís. La asociación es tan grande, que la leyenda afirma que la malaquita, sostenida en la mano o usada como una joya, le permitirá a uno entender el lenguaje de los animales, y si uno bebe regularmente de una taza hecha de malaquita, es posible comunicarse con ellos.

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar